0
(0)

No hay nada que pueda descarrilar tu desarrollo financiero más rápido que una emergencia. Crees que lo estás haciendo bien, avanzando hacia tus metas, y ¡bum! La nevera deja de funcionar, tu coche se avería y vuelves a estar en crisis. Un fondo de emergencia que nos permita seguir adelante y no caer de nuevo es lo único que podemos hacer para estar preparados frente a este tipo de emergencias.

Por ello aquí hay 10 ideas súper inteligentes para empezar:

¿Cómo Crear Un Fondo Para Emergencias?

Vende Algo (O Varias Cosas)

Lo más probable es que si te has encontrado en una crisis financiera, probablemente hayas comprado más que unas cuantas cosas que no necesitabas o que no podías pagar por el camino. Es hora de empezar a reducir tus pérdidas vendiendo todo lo que puedas. No te quedes con las cosas porque tienes miedo de no recibir lo que pagaste, no lo harás. El dinero ya ha desaparecido, pero al menos estarás avanzando hacia una solución. Podrás vender tus cosas en eBay, Wallapop, Facebook o en un mercadillo de segunda mano.

Y, si por alguna casualidad todavía no has abierto el artículo en cuestión, mira si puedes devolverlo a la tienda donde lo compraste! (¡Nunca se sabe!)

«Devolví mi regalo de Navidad para mi marido. Era una máquina de troquelado Cricut que pensé que quería desesperadamente. ¿Adivina qué? Quería un fondo de emergencia y estar más libre de deudas».

Andrea Valls.

Consigue Un Segundo Trabajo

No tiene que ser el trabajo de tus sueños, y si estás luchando para llegar a fin de mes, aquí está la brutal verdad: No hay trabajo para el que seas «demasiado bueno». Vete a trabajar a McDonalds o entrega pizza o sirve mesas o limpia casas o abastece estantes de supermercado por la noche. Echa un vistazo a la sección de clasificados del periódico o mira en InfoJobs.

Piensa que es un trabajo temporal, a media jornada que dejarás en cuanto consigas tu fondo para emergencias (o no, quizá te guste).

Trabaja Desde Casa

Si salir y conseguir un trabajo fuera del hogar no es una opción, considera la posibilidad de encontrar una manera de trabajar desde casa. ¿Te quedas en casa con tus hijos? ¿Por qué no ofrecer cuidado de niños o cuidado después de la escuela para algunos de sus amigos cuyos padres necesitan cuidado de niños? ¿Eres bueno con los ordenadores? ¿Qué tal si te conviertes en Asistente Virtual? ¿Coses? ¿Por qué no ofrecer un servicio de sastrería o quizás vender tus propios artículos en Etsy.com? ¿Eres capaz de ver un diamante en bruto? Quizá podrías salvar y arreglar muebles viejos para luego revenderlos en Wallapop. ¿Aún no estás seguro de qué hacer? Estas quince ideas para hacer dinero en casa son un gran lugar para empezar, o descubrir cómo hacer dinero blogueando (aunque no sea mucho).

Reduce A La Mitad Tu Cuenta Del Supermercado

Si la idea de comenzar tu propio negocio en casa es demasiado abrumadora, ¿por qué no empezar por reducir tus gastos diarios? Sólo unos pocos ajustes sencillos en la forma en que compras los alimentos pueden resultar en ahorros drásticos al pasar por caja. Comienza comprando sólo marcas blancas, y si hay una oferta (una oferta de verdad) compra en cantidad y almacena o congela para más adelante. Come menos carne (y ahorra en la carne que compra), no digo que te vuelvas vegetariano pero la carne como todos sabemos, es cara. Planifica tus comidas haciendo un menú semanal.

Ahorrar En Servicios

Gastar demasiado en cosas como electricidad, agua, teléfono o incluso paquetes de TV a la carta es prácticamente como tirar el dinero por el desagüe. Otra gran manera de «ganar» dinero desde casa es empezar a prestar mucha atención al dinero que estás gastando en tu propia casa sin siquiera pensarlo.

Un poco de vigilancia puede ayudar mucho! Considera la posibilidad de utilizar un servicio como BillCutterz (en inglés, si sabéis de algún servicio que haga lo mismo en España dejadlo en comentarios y lo revisaré). Este servicio ayuda a negociar mejores tarifas para todas las facturas, y luego divide la diferencia contigo, lo que significa que sólo se les paga si te están ahorrando dinero.

Deja De Comer Fuera

Créeme, lo entiendo. Cuando la vida se pone frenética, a veces comer fuera de casa parece ser el camino más fácil a seguir. Después de todo, la comida rápida es rápida y fácil y relativamente barata, ¿verdad? ¡Equivocado! Todas esas comidas rápidas y fáciles todavía suman mucho más de lo que pagarías por comer en casa, y sólo un par de cenas familiares en un buen restaurante o una visita diaria a Starbucks podría pagar un mes entero de comida y café en casa. ¿Por qué no intentar programar un día de cocina para congelar y aprovisionarse de comidas preparadas?

Ahorra más comiendo en Casa
Ahorra más comiendo en casa

Consigue Cosas Gratis

En realidad es bastante asombroso averiguar cuántas cosas puedes conseguir gratis o casi gratis una vez que realmente empiezas a buscar. Visita sitios como Freecycle.org o la sección gratuita en Craigslist.org, o simplemente conduce por un vecindario de alto nivel en el día de la basura para encontrar las cosas que necesitas, o incluso para reutilizarlas y revenderlas.

Intercambiar con amigos y vecinos por bienes y servicios también es una buena manera de obtener las cosas que necesitas de forma gratuita, mientras que aprovechar las muestras y los regalos en línea también puede ayudar a mantener bajos los gastos.

Utiliza El Cashback

Hay una aplicación para móviles (seguro que hay muchas más y os animo a ponerlas en los comentarios) que se llama Gelt la cual llevo utilizando unos meses y doy fe de que te paga en efectivo al realizar compras en supermercados (eso sí de productos seleccionados que van variando).

También existen alternativas para compras online como es el caso de BeRuby que tiene una asociación con diferentes tiendas online y agencias de viajes como pueden ser Carrefour, AlieExpress o Vueling por poneros algún ejemplo.

Sáltate Las Vacaciones De Este Año

Aquí hay otra dura dosis de realidad: Si no tienes dinero en tu cuenta de ahorros, no puedes permitirte ir de vacaciones. Punto.

Cancela todos los planes de viaje, porque la verdad es que entre la gasolina, el alojamiento y la comida (por no hablar de los gastos imprevistos que siempre surgen), incluso las vacaciones más frugales cuestan más que quedarse en casa.

Intenta planear una Staycation en su lugar, o mejor aún, pasa tu semana planeando y organizando un mercadillo familiar para ganar algo de dinero extra!

Congelador De Gastos Con Amigos Afines

Años de vivir en modo «gastar» a veces pueden hacer que sea difícil dejar de hacerlo, incluso cuando sabes que deberías hacerlo. Aun así, si estás comprometido a construir ese fondo de emergencia, entonces necesitas resistir la tentación de cualquier manera que puedas.

El desafío 31 Días de Vivir Bien y Gastar Cero tiene algunas ideas divertidas para ayudarte a superar un mes entero sin gastos, y una gran manera de asegurar el éxito es trabajar en equipo con otras personas que están asumiendo el mismo reto con el fin de que cada uno de ellos se haga responsable.

Conclusión

Si bien la creación de un fondo de emergencia puede parecer difícil o incluso imposible al principio, no tiene por qué serlo. Empieza a adoptar esa mentalidad de «gacela», y puede que te sorprenda lo rápido que puedes empezar a ahorrar.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.